¡Hola! Soy Elizabetha, la controversial Elizabetha, quien, así como escribe obras duras, sexuales o de asesinatos, escribe cosas tan dulces que yo misma me sorprendo.  

Fuente: Art House México

Cuando conocí Art House, amé lo estético del lugar, el orden para hacer las cosas y la franca comunicación. En esta casa he vivido grandes momentos. En mi camino personal, Art House me rescató de muchas formas y por eso los amo. 

He vivido como todas las personas que hacemos teatro grandes momentos en esta casa, otros frustrantes, pero también es parte de hacer teatro, las malas decisiones se pagan y una de mis peores decisiones se dejó ver en Art House con esa experiencia comprendí que necesitaba ayuda, gracias a la lección hoy tengo 2 años 9 meses, sobria, teniendo una vida útil y feliz, topándome de frente con palabras distorsionadas y que honestamente mi actitud, mis amistades y mi trabajo, van desmintiendo sin necesidad de que mi boca hable por mí. 

Aquí es dónde creo que el teatro, más que responsabilidad artística, es responsabilidad social. 

Como lo dijo el maestro Héctor Azar: “El teatro al servicio de la persona”. Una frase que, como alumna de su escuela, se convierte con el tiempo para mí, en la base para comenzar a escribir y a dirigir; buscando transmitir un mensaje lleno de verdad. 

Conseguir que el personaje cure o salve al actor, o en sentido contrario. De las cosas que más me importan, es que el público no salga igual que como entró, que algo en su pensamiento cambie o se reafirme, que sus células sientan la necesidad de cambiar. El teatro debe cambiar la vida de todo aquél que participa y de quien lo ve. 

En Art House pasa algo muy agradable y a lo largo de las once temporadas en las que he participado y cuando voy de espectadora lo confirmo, la cartelera es un menú para cada tipo de público y aquí siempre tendrás: comedia, musical, drama, terror o suspenso, sensualidad. Aquí puedes encontrar todo. Como bien lo mencionó Daisy Salazar, ella no niega posibilidades. Por eso los que ya no nos cocemos al primer hervor, aprendemos de los jóvenes y esperamos que nuestro ejemplo contribuya en su experiencia.

Bertold Brecht escribió: “El teatro consiste en representar figuraciones vivas de acontecimientos humanos ocurridos o inventados, con el fin de divertir.” Si bien una obra puede hacernos llorar, así como otra puede ser reflejo de un pasaje terrible de nuestra historia, experimentamos un momento de entretenimiento. Divertirnos es salirnos de la rutina y en este lugar, la diversión está garantizada.

Fuente: Art House México

A mí me divierte, escribir, planear, pensar en los actores que estarán y también en los productores. Me gusta procurar que en mis equipos nos hagamos más que compañeros, que ellos se vuelvan familia del alma. En estas tres últimas producciones lo he logrado. 

Ya viví de frente la experiencia de ser colega y no competencia, eso es algo que Daisy y Diego han fomentado. En Art House nos hacen sentir socios y no empleados, jamás he oído un grito de algún directivo, ofendiendo a alguna producción. Aquí te motivan y te permiten correr algunos riesgos, cosa que agradezco, recomiendo y admiro. Eso es pensar en comunidad.

“Escribir teatro es el trabajo más difícil, que más fácil parece”, dijo Enrique Jardiel Poncela. Sí lo es, pero también te regala familia del alma, reconocimiento de tus colegas, respeto, calidad humana, disciplina, valor y valentía, cafés… la semana de estreno es brutalmente emocionante. Me gusta ser parte de Art House y amo que exista.

Fuente: Art House México

Escrito por Elizabetha Gómez, Dramaturga, Directora y Actriz de Art House México

Síguela en sus redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: