Cuando nos propusieron hacer la entrada de este blog y nos dieron el título, nos reímos… Recapitulamos en nuestra cabeza una y otra vez cuál es el secreto para tener un buen producto…

Y no quisiéramos hablar de esto como un manual o una fórmula mágica, porque cada creador es un alfarero que hace creaciones diferentes …

Pero comenzaremos diciendo que hacer historia en este recinto nos llevó a una gran crisis emocional y existencial. Una lucha de titanes, donde no conocíamos el cuadrilátero de lo que se avecinaba.

Sí, crear teatro es complicado, pues muchas veces pierdes económicamente y otras te pierdes, te enemistas, y te envuelves en una vorágine de drama, porque el medio te carcome y lo malo se sale…

El éxito sólo se logra con trabajo, conjuntando elementos idóneos para tu puesta, con una visión clara de lo que quieres, con un texto redondo e invirtiéndole a tu producto.

Art House es un espacio gestado para nacer, por lo mismo, conlleva sangre, gritos, lágrimas, sonrisas, dolor, felicidad, y resquicios de gente rota.

Debemos decir que, en este difícil proceso, debes estar todos los días haciendo que las cosas sucedan, aunque ese cuidado de tu producción va a traer muchos daños colaterales en tu vida personal, y emocional, por lo menos así nos pasó a nosotros.

Desde el estreno de la obra, nosotros estábamos claros que no daríamos tregua al fracaso, debes renunciar a la mentalidad de corto plazo, y no porque sea breve, debes dar miserias o pequeñeces. En esta profesión hay mucho perico perro, pero pocos, son los ejecutantes que renuncian a hacer sólo lo indispensable… ¡Tú haz lo extraordinario!

El teatro breve tiene una gran ventaja… ¡Todos caben! Y tienes la libertad de convertirte en un poderoso del juego, pues no se trata de las cartas que recibes, sino de cómo juegas la mano…

Así que ponte tu traje de piel gruesa, para no escuchar a los detractores, hay drama siempre, y después de 6 meses juntos, mucho más… Ya lo decía Winston Churchill: “Nunca llegarás a tu destino, si te detienes y le arrojas piedras a cada perro que ladra”. Tú sigue, sé creativo, dale publicidad a tu proyecto por donde puedas, no subestimes medios de comunicación pequeños, ellos siempre ayudan.

No escatimes en el presupuesto, y no confíes tu éxito a los demás, tú eres responsable del alcance y éxito que tenga tu obra, deja de culpar a quien te abrió las puertas escénicas para tu proyecto. No te ausentes de la puesta, una obra sin productor está destinada al fracaso, ayuda, presta, y sirve a los demás, no veas a los habitantes de la casa como competencia. ¡Haz equipo!

Cada temporada mantén la calidad y súbela si es posible. Cuida a tus actores, al final son ellos, y solo ellos, quienes mantienen a flote el barco.

Invierte en un shooting, diseñador gráfico, diseño de iluminación, haz un póster que te venda, éste es muy importante, nadie entra a ver una obra si el póster no es atractivo, y haz algo que vaya más allá de lo que comúnmente se hace en la casa. Nosotros hacíamos todo lo posible por siempre ser el foco del espacio escénico en las alfombras rojas, acaparábamos las miradas y así mismo, como consecuencia de nuestros showcitos, la taquilla.

No confíes demasiado en tus virtudes, pues estas siempre te traicionan, confía en tu trabajo, equipo, padrinos, en tu staff, dale realidad al espectador y confronta al público con su verdad, ¿Y si el público se agota? ¡Renuévate! Haz una versión musicalizada, draga, o lo que sea, pero capta la atención nuevamente.

Cada temporada corrige, escucha, no eres el dueño de la verdad absoluta. La gente que está contigo en el barco puede ser de gran ayuda para mejorar tu producción, rodéate de los mejores, no de tus amigos, cuida desde la iluminación, colores en la escenografía, actores, la credibilidad del producto y la redondez del mismo.

No produzcas por producir, busca textos que te sacudan y te cambien. Y no olvides una cosa… el éxito de tu obra le pertenece a todos. Desde el ego nada sale bien, honra a quien confió en tu producto y lo hizo realidad, porque la magia sucede desde que alguien camina contigo en un mismo sentir, e impregna esas 4 paredes con su magia.

¡TODOS! ¡TO-DOS, SON MÁGICOS PARA NOSOTROS! ¡GRACIAS ART HOUSE MEXICO!

Mamastroza Producciones


Escrito por Mamastroza Producciones, BK Morales y Guillermo del Moral, productores de ‘La Divina Justina’, la obra más taquillera en Art House México hasta la fecha

Síguelos en sus redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: