Escribir una obra de teatro es toda una experiencia, desde crear los personajes, ponerlos en situaciones específicas, crear un mundo especial que responda ante todas las condiciones del texto; pero ¿qué sucede cuando hay que escribir una obra de formato breve?

Muchos pensarían que es algo más sencillo por la extensión pero tiene sus complicaciones.

Fuente: Art House México

Hace un año para tratar de curar mi corazón roto, decidí escribir la obra “Todo cambió”, una obra musical con canciones del grupo Camila. Considerando que una obra de formato breve en nuestro espacio Art House México debe tener una duración de aproximadamente 24 minutos, durante el desarrollo de este texto tuve que poner atención a ciertos aspectos:

• Número de personajes: mientras que en una obra de teatro largo podemos dejarnos llevar por la inspiración y agregar personajes como se necesiten para contar nuestra historia, en una obra de formato breve hay que considerar cuántos actores tendremos en escena, pero sobre todo la cantidad de personajes que son esenciales para narrar la pequeña historia que queremos contar.

• Espacios o escenarios: en un teatro digamos “normal” tenemos la oportunidad de cambiar de espacios y escenografías tanto como lo deseemos, sin embargo en obra de formato breve debemos tratar de sintetizar los lugares más importantes donde la historia se desarrolla.

• Tiempo: en una obra larga podemos viajar en el tiempo, es decir tenemos la oportunidad de ver cómo la relación de nuestros personajes se va desarrollando durante semanas, meses o hasta años. En una obra de formato breve hay que considerar qué punto de estas relaciones es importante resaltar.

• Números musicales: en el caso de  “Todo cambió” fue un musical, que nos lleva a considerar la duración de las canciones que se pondrán. Si bien en obras musicales largas tenemos canciones de hasta 5 minutos, en este formato debemos tomar únicamente la parte vital de las canciones para que ayude a avanzar la historia.

Fuente: Art House México

En conclusión crear una obra de formato breve es todo un reto pues nos obliga a utilizar nuestra capacidad de síntesis.

Estos son solo algunos de los aspectos a los que yo me enfrenté al escribir una obra de formato breve. Por supuesto son importantes pero también hay que recordar que como seres creativos, podemos ser capaces de meter una gran cantidad de personajes, escenarios o tiempos en nuestra obra; todo depende de nuestra imaginación,  la habilidad que tengamos para contar una historia y las necesidades de nuestro montaje.

Fuente: Art House México

Escrito por Héctor Zapata, Actor de Art House México

Síguelo en sus redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: